Homofobia

Estos últimos días hemos asistido, atónitos, a la noticia de que un autobús con un mensaje tránsfobo circulaba por el centro de Madrid. Al hilo de este hecho indignante, publicamos la reflexión de Lidia I. Martínez, alumna de 4º de ESO:

LA HOMOFOBIA

La homofobia es uno de los problemas más importantes en nuestra sociedad. Cientos de homosexuales son agredidos día a día simplemente por su orientación sexual, ya sea en la calle, en el colegio, o incluso en sus propias casas.

Y no solo estamos hablando de homosexuales, sino también de bisexuales, transexuales y pansexuales.

Nos referimos a casos como el de Marruecos, ocurrido en marzo de 2016, cuando cinco hombres entraron en una casa de Beni Melal y atacaron a dos gays. La escena fue grabada con un teléfono móvil.

Pero no solamente existen ataques directos. Muchos homosexuales viven con este secreto por miedo al rechazo de sus padres, al acoso u otras causas que pueden dar lugar a muchos daños mentales y psicológicos.

Podemos hablar del caso de Leelah Alcorn, de Estados Unidos. La joven nació hombre, aunque ella se sintiera como una chica.  A los 14 años, se armó de valor para decírselo a sus padres; éstos la rechazaron y le dijeron que era solo una fase de la adolescencia; además, añadieron que si Dios la había hecho hombre, era por algo. Esto hizo que Leelah entrara en una profunda depresión. Por ello, sus padres la mandaron a terapias cristianas, pues eran tremendamente religiosos, y allí le dijeron que era una egoísta y que lo que hacía estaba mal. Cuando la joven no recibió el permiso para hacerse un cambio hormonal, la depresión que había nacido años atrás, aumentó. Por ello, en diciembre de 2014, con 17 años, escribió una carta de suicidio que publicó en Tumblr. Horas más tarde, murió atropellada por un camión en la carretera a la que había ido.

Además, estudios han comprobado que el 49% de los jóvenes homosexuales han sufrido acoso escolar.

Estos ejemplos nos pueden poner en situación respecto a lo que pasa en el planeta.

Si ahora saliéramos a la calle y le preguntáramos a la gente si es homofóbica, mucha diría que no. Lo que no sabemos de esa gente es que algunas de ellas aseguran que no son homofóbicas, pues les respetan y no les agreden, pero piensan que son anormales y que lo que sienten es repulsivo. Por lo tanto, ¿diríamos que son homofóbicos? Siento decirlo, pero sí: ser homofóbico no es sólo agredir a los homosexuales; principalmente, ser homofóbico es pensar que estas orientaciones sexuales son inhumanas.

Todas las personas somos iguales. Da igual que dos chicos o dos chicas se sientan atraídos, o que un hombre se sienta mujer y viceversa.

Por no hablar del tema de la religión: ¿Por qué la Biblia dice que solo podemos ser heterosexuales? Pero no es solamente el hecho de que diga esto, pues es un libro escrito hace siglos, con ideas anticuadas, sino que estas ideas, estos pensamientos, esta mentalidad, siga vigente hoy en día, en pleno siglo XXI, siglo en el que se supone que toda clase de personas deben ser respetadas. Es realmente vergonzoso que esto ocurra.

Por lo tanto, sacaremos en conclusión que la homofobia supone un gran problema para nuestra sociedad. Todo el mundo tiene derecho a amar a quien quiera y nadie puede decidirlo por otros.

                                  (Lidia Isabel Martínez Redondo. 4º C ESO)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espacio creativo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s