Los alumnos de Primero van a la ópera

guillermo-tellLos alumnos de 1º de ESO asistieron a una adaptación de la ópera Guillermo Tell, de G. Rossini, a cargo de la compañía La Baldufa, en el Teatro-Auditorio. Esta versión cómica de Guillermo Tell combina diferentes técnicas artísticas como los títeres, las sombras chinas y las proyecciones de animación audiovisual, en una escenografía inspirada en la época medieval. Os dejamos una reseña del espectáculo y algunas opiniones de los alumnos.

GUILLERMO TELL, de G. Rossini

El pasado miércoles 27 de abril, los alumnos de Primero de ESO asistimos, en compañía de las profesoras del Departamento de Música y organizadoras de la actividad, y algunos tutores, a la ópera Guillermo Tell.

Cuando llegamos al Auditorio, en la puerta había mucha gente de diferentes colegios e institutos, pero eso no era nada en comparación con las personas que había dentro de la sala, que estaba a rebosar. A los alumnos de nuestro instituto nos colocaron atrás, en una zona alta respecto al resto de la gente, donde se podía ver prácticamente toda la sala.

baldufa

El espectáculo tuvo una hora de duración. El escenario estaba compuesto de tres piezas, que moviéndolas hacían diferentes estructuras; unos focos, que a mía me pareció que estaba estudiada su colocación; un piano y diferentes instrumentos de viento, en los que los instrumentistas no eran personajes de la obra. El vestuario estaba bien elegido porque representaba muy bien la época, la clase social y otras muchas cosas de los personajes. Fue un espectáculo de una época mucho más antigua que la nuestra, yo diría que de la Edad Media, en el que aparecían personajes de esa época, como Guillermo Tell, que era un arquero, con un hijo y una esposa. También había un pastor, un anciano, un gobernador que iba en contra del pueblo y sus soldados.

El espectáculo contó la historia del pueblo de Altdorf, un pueblo en el que se respiraba felicidad hasta la llegada del gobernador Glesser, que amenazó al pueblo con invadirlos. Glesser colocó su image_content_17496915_20151210001707escudo en la plaza y quien pasase ante él tenía que hacer una reverencia. Guillermo Tell se negó, entonces Glesser se enfadó y ató al hijo de Guillermo a a un palo, le colocó una manzana sobre la cabeza y le propuso un trato: si con una flecha Guillermo le daba a la manzana, liberaría a su hijo; como Guillermo era un gran aqrquero lo logró. Glesser liberó al hijo de Guillermo, pero a él se lo llevó de prisionero en un barco, que se hundió y solo logró sobrevivir Guillermo, y con este acto el pueblo logró vencer a Glesser.

Respecto al público, mayoritariamente estaba compuesto por niños de unos siete u ocho años, a los que parecía gustarle y hacerle gracia la obra. Estaban muy atentos mirando la actuación y mostrando risas a algunas cosas que decían los personajes.

A mí, sinceramente, no me gustó demasiado la obra, porque la historia, al ser cantada, muchas veces no se entendía y las escenas eran demasiado rápidas. En cuanto a vestuario, escenario y a las voces de los personajes, hay que decir que fueron unas cosas muy bien organizadas y hechas.

(Sergio Algarra del Castillo, 1º C)

La obra me pareció entretenida, aunque no en todas las partes. Los actores y actrices cantaban muy bien. El vestuario y la decoración eran muy bonitos. (Miriam Fernández)

A mí no me ha gustado mucho la representación de Guillermo Tell, ya que ha sido muy larga y, en mi opinión, muy infantil. Para niños de Primero, Segundo, Tercero o incluso Cuarto de Primaria la obra les podía haber gustado, pero tanto a mí como a muchos de mis compañeros, la representación de Guillermo Tell nos ha parecido muy aburrida, porque, como ya he dicho antes, ha sido muy infantil la mayoría de las partes. Sin embargo, ha habido otras partes, como en la de la flecha con la manzana en la cabeza, que a muchos nos ha sorprendido. (Sergio Córdoba)

La ópera no me gustó mucho, porque era muy infantil para mi gusto. A los actores no se les entendía mucho cuando cantaban, pero lo que me gustó fue que los actores interactuaban con el público, y a los niños más pequeños les encantaba. Yo recomendaría esta ópera a niños entre cuatro y diez años. (Alicia Carrasco)

Puedo decir que no me ha gustado mucho. La adaptación no era buena y no han conseguido mantenernos muy atentos. En cuanto al escenario, estaba muy bien diseñado y la iluminación era también muy buena. Respecto al sonido, era un poco malo, no se entendía nada, es una de las cosas a mejorar. (Sergio García)

guillermo-tell

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividades, Experiencias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s